SAAVEDRA.com.ar
Noticias destacadas

Por el aumento exponencial de casos en las villas, Retiro y Flores tienen las tasas de contagios más elevadas de la Ciudad

Flores sigue a la cabeza de casos de coronavirus en la Ciudad, pero Retiro es el barrio más afectado en relación a su cantidad de habitantes. Así lo revela el Boletín Epidemiológico publicado este viernes por el Ministerio de Salud porteño. No es casual: justo esta semana se conoció el aumento exponencial de casos en las villas, sobre todo en la 31, donde este sábado murió una mujer, y en la 1-11-14. Por otra parte, el Boletín indica una tendencia en alza en Capital: todos los días se confirman 20 casos en promedio, cuando la semana pasada esa media era de 16.

El escenario actual de tasas responde en parte a que se dispararon los casos en las villas porteñas: el jueves se conoció que 124 de los infectados de Covid-19 viven en ellas, sobre todo en la 31 (Retiro) y en el barrio Padre Rodolfo Ricciardelli, más conocido como Villa 1-11-14 (Flores). Eso hizo que las tasas allí escalaran: en Retiro es de 12 casos cada 10 mil habitantes, mientras que en Flores es algo más de nueve.

Además, este sábado se registró la primera muerte por coronavirus en la Villa 31. Se trata de una mujer de 84 años, madre de una contagiada y que sufría de diabetes, según confirmaron desde el Gobierno porteño.

Tener en cuenta la tasa de positivos por cantidad de habitantes permite evaluar mejor cómo corre el coronavirus por Buenos Aires y cuáles son las zonas realmente más afectadas. Palermo, por ejemplo, siempre estuvo entre los barrios con mayor cantidad de infectados, pero también es el más extenso y poblado de la Ciudad. Es por eso que no lidera la tabla de tasas. De hecho, está en el puesto 11° de ese listado, con cuatro contagiados cada 10 mil habitantes, una tercera parte del índice registrado en Flores.

Además, Flores es el barrio que registra más casos de Covid-19 (155) e incluso de dengue (1.343). Muchos de los positivos de coronavirus corresponden a la Villa 1-11-14 o al geriátrico Beit Sión, donde hace diez días detectaron 39 infectados. Les siguen Palermo (98), Belgrano (82) y Balvanera (82), ubicados en el norte y el centro de la Ciudad.

Con la cantidad de contagiados en las villas hubo algunos cruces: este jueves los datos oficiales arrojaban 48 infectados en la Villa 1-11-14, y 57 en la Villa 31. Sin embargo, referentes del medio La Garganta Poderosa indicaron que asciende a 83 el número de casos en la villa de Retiro. Ese mismo medio fue el primero en difundir que este sábado había muerto una vecina del Barrio 31 por coronavirus.

Hubo otras villas donde se detectaron positivos: tres fueron en Ciudad Oculta y dos en la 20 (ambas en Lugano), dos en Barrio Fátima (Villa Soldati), uno en la 21-24 (uno de los más grandes asentamientos porteños, en Barracas) y otro en el Barrio Mitre (Saavedra). Existirían otros diez confirmados, pero la Ciudad no dio detalles ni precisiones.

Desde que se confirmó el primer caso en el país, el 3 de marzo, la cantidad de contagios no paró de crecer. Hasta el sábado por la mañana, en el país había 4.532 infectados. Además, eran 229 las muertes. Y Buenos Aires sigue primera entre las ciudades con más casos confirmados, con 1.182 hasta el jueves a la medianoche según el Boletín.

Los datos nacionales publicados este sábado por la mañana le atribuyen al territorio porteño otros 15 casos, lo que da un total de 1.197. A la fecha hay 66 muertos en Capital, con un promedio de edad de 76 años.

Esta tendencia en alza se ve cada vez más clara en la Ciudad: todos los días se confirman 20 casos en promedio, cuando la semana pasada esa media era de 16 y la anterior, de 15.

Según los autores del boletín porteño, el alza «se relacionaría con el incremento de contagios en instituciones semi-cerradas«, como los geriátricos Residencia Apart Incas, en Belgrano, y Beit Sión, en Flores, y en «agrupamientos de casos en barrios específicos de la Ciudad«, como las villas ya mencionadas.

También continúa la tendencia de una mayor proporción de infectados en trabajadores de la salud, quienes no siempre disponen de los elementos de protección personal más apropiados y muchas veces no pueden trabajar en equipos rotativos, una modalidad que es clave para evitar contagios.

A principios de marzo, en cambio, los casos eran en su mayoría importados: recién a mediados de ese mes arrancó la transmisión por contactos y comunitaria.

En las poco más de ocho semanas que se analizan en el estudio, en las que fueron confirmados un total de 1.182 infectados, 1.310 resultaron sospechosos y 8.614 se descartaron. Como se ve, sólo uno de cada diez notificados se confirma, lo que «da cuenta de una alta sensibilidad del sistema de vigilancia», destacan en el informe.

De todos los sospechosos -que luego se confirmaron o no-, siete de cada diez fueron notificados por empresas privadas de salud, lo que evidencia «la importancia de la vigilancia en todos los subsectores» sanitarios, otro punto que también se remarca en el boletín.

A su vez, tres de cada cuatro contagiados estuvieron internados, la mayoría en sala general. Sólo un 10% debió ingresar a terapia intensiva y, de ellos, seis de diez requirieron asistencia respiratoria mecánica.

Respecto de las edades más afectadas, la mayor cantidad de casos se da en la franja de entre 20 y 39 años. Sin embargo, la población más golpeada en términos de tasas de contagio corresponde a los mayores de 70.

En la misma línea, son los mayores de 60 años los que presentan las tasas de letalidad más elevadas, especialmente entre los 80 y los 89. Si se separa en géneros, se sabe que seis de cada diez muertos por Covid-19 en la Ciudad son hombres. Y, como viene ocurriendo hace semanas, hay tres enfermedades preexistentes que se repiten entre la mayoría de los fallecidos: hipertensión arterial, diabetes y obesidad.

Related posts

Malvinas: Transmisión simultanea de Cultura Nación y Ciudad

Saavedra.com.ar

Alerta por implantes mamarios y su relación con casos de cáncer

Maria F.

AHORA: Motín en la Cárcel de Devoto

Saavedra.com.ar